Multitarea: ¿mito o realidad?

Multitarea: ¿mito o realidad?

Fuente:BLOG HOT MART,08/10/2019 04:00 pm



¡Entiende por qué ser multitarea no es algo positivo y descubre qué puedes hacer para realizar tus actividades sin perder el foco!


El hecho de que tengamos un teléfono multifuncional en la palma de nuestras manos nos da la falsa ilusión de que podemos hacer un montón de cosas a la vez. Sin mencionar que, a veces, parece que todo es urgente: sea el correo electrónico, cuya notificación apareció en la pantalla, el mensaje de WhatsApp o cualquier otra notificación.


En este contexto, comenzaron a valorarse los profesionales multitarea, a partir de la creencia de que esta habilidad aumenta la productividad y da más resultados.


Sin embargo, esta teoría está cayendo por tierra cada vez más . Ahora se le está dando más importancia al foco en la priorización de tareas.


Con las métricas de productividad, organización y planificación adecuadas, verás que puedes manejar tus actividades sin toda esta presión.




Después de todo, ¿qué es ser multitarea?


El término multitarea viene de la Computación: es cuando una computadora tiene la capacidad de operar diferentes programas simultáneamente.


Con el tiempo, esta habilidad también se les ha atribuido a las personas, y más que eso, ¡se ha deseado!


Esta característica llegó a ser vista como algo positivo, que las empresas estimulaban y anhelaban en sus profesionales.


Por un tiempo, muchos de nosotros creímos que ser capaz de realizar múltiples tareas simultáneamente era ventajoso para la productividad e incluso para la carrera.


La globalización y la transformación digital han cambiado nuestra relación con el mundo y la manera como consumimos la información. Recibimos miles de millones de datos a lo largo del día, que deben procesarse de alguna manera.


Pero, ¿realmente podemos con todo esto?


¿Por qué debes evitar hacer muchas cosas a la vez?


Así como dos cuerpos no ocupan el mismo lugar en el espacio, también es físicamente imposible para nuestro cerebro realizar más de una tarea a la vez, excepto para actividades automáticas, como respirar y digerir.


No te esperabas eso, ¿verdad?


Existen algunas buenas razones para desmitificar la idea de que ser multitarea es algo positivo y comprender el real daño que esto le hace a tu productividad.


Dificultad para filtrar informaciones


Cuando nuestro cerebro se concentra en una actividad, automáticamente ignora otros estímulos e informaciones.


Vamos a imaginarnos el siguiente escenario: estás finalizando un informe mientras tienes que aprobar un presupuesto.


El intercambio entre estos contextos diferentes hace que tu cerebro haga un mayor esfuerzo para procesar la información diferente, que está en cada uno de ellos. Como resultado, pierdes tiempo en vez de ganarlo.


Disminución de la productividad


La consecuencia inmediata de eso es la disminución de la productividad. Sí, exactamente lo contrario de lo que promete la cultura de la multitarea.


Cambiar de una pestaña a otra e imponerle este nivel de esfuerzo a tu cerebro tiene como resultado la pérdida de foco. Sin él, estás más propenso a postergarlo todo.


Del informe, vas al presupuesto, pero ya se te olvidó por qué aquel número estaba allí. Entonces, te acuerdas de algo importante que añadirle al informe, pero cuando lo ves, ya estás contestando un correo electrónico y también tienes una notificación en el teléfono … ¿Dónde estábamos?


Baja autoestima


Volvamos a concentrarnos y sigamos en el mismo ejemplo del informe y el presupuesto.


¿Has pensado en la posibilidad de intercambiar un número de un documento a otro? ¿Y en las consecuencias que esto puede traerle a cualquiera de estos trabajos?


Intentar ser multitarea aumenta las posibilidades de cometer errores.


Además de los problemas que esto, sin duda, le puede traer al negocio. Esta práctica puede tener un impacto directo en tu autoestima, lo que te hace más propenso a la autocrítica y a la autodepreciación.


Más ansiedad


Nuestro ejemplo abarcó dos actividades principales: el informe y el presupuesto. Pero sabemos que te pueden exigir aún más en el día a día turbulento de los negocios.


Visualizas todo lo que tienes delante y lo que tienes que hacer, pero la procrastinación, la falta de foco y la bandeja de entrada que no se vacía nunca parecen impedir que tu lista de tareas llegue al final, dejándote cada vez más ansioso.


Y ahora, ¿qué puedes hacer?


¿Cómo cumplir con tus funciones sin ser multitarea?


Ahora que ya te has enterado de que ser multitarea no es una buena idea, te dejamos algunas buenas prácticas que pueden ayudarte a concentrarte en una actividad de cada vez.


Adiós a las distracciones


En primer lugar, es importante identificar qué es lo que te causa dispersión.


¿Qué factores desencadenantes te llevan a postergar tus tareas, por ejemplo?


El móvil suele ser un gran villano a la hora de buscar foco.


Intenta ponerlo en modo avión durante unos minutos o dejarlo físicamente distante hasta que termines una tarea.


Las Playlists de enfoque también pueden ayudarte a mantener la concentración.


Organización y planificación


La organización es la clave de un alto rendimiento – y no necesitas ser multitarea.


Identifica todas las tareas del día y crea prioridades.


¿Qué es lo urgente? ¿Qué es lo importante? Créeme: hay diferencias entre estos dos.


Hay varias formas de organizar tus prioridades: debes probarlas hasta encontrar el mejor camino para ti.


Las soluciones tecnológicas, como los softwares Trello y RunRun.it y las aplicaciones que monitorean la productividad, como Pomodoro, pueden ser buenas aliadas.


Descanso y recompensas


No sirve de nada querer mantenerte concentrado infinitamente o realizar todas las actividades del día en una sola sesión.


Es necesario comprender tus límites y, lo que es más importante, celebrar los pequeños logros del día a día.


Haz descansos cortos durante el día para que te recargues las pilas.


Recuerda mantenerte hidratado, invertir en ejercicios regulares y nunca descuidar las 8 horas de sueño diarias.


¿Qué has aprendido hasta aquí?


En teoría, ser multitarea puede hasta parecer bastante atractivo. Sin embargo, como hemos visto, en la práctica puede hasta tener el efecto opuesto de lo que tanto promete.


La organización, esa sí, es la clave para garantizar una buena productividad y mantener tu salud física y mental.

 


¿Buscas Trabajo? 

Encuentra el trabajo ideal para ti



Artc. de RR. HH., anteriores:



Sí, soy yo… La entrevista telefónica


Motivación Personal: el Poder detrás de todo acto humano



Consejos para que no te desanimes y sigas en la búsqueda de trabajo


Cómo justificar periodos sin trabajar en CV y Entrevista


Las siete cualidades que distinguen a un profesional exitoso de uno común


Tu primer empleo profesional: ¡consíguelo con 5 tips!


¿Por qué debes conocer la empresa antes de la entrevista de trabajo?


¿Te va mal cuando postulas a un trabajo?


Conoce los idiomas más demandados por las empresas ¡harán que te contraten!


La motivación para nuevos emprendimientos


Lo que el entrevistador busca en ti


Entrevista de trabajo: ¿Por qué quieres este empleo?






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo








Anúnciese en Transdoc

X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta