Para que no te olvide

Para que no te olvide

Fuente:Zócalo,27/09/2017 09:23 am

Por Dalia Reyes

Saber cuántas veces las canciones románticas han usado, usan y usarán la palabra olvido en todas sus derivaciones requeriría de mucho tiempo, bastante paciencia e incontables ceros a la derecha. No sería ocioso plantearse semejante proyecto de investigación su todas las peticiones de recuerdo eterno fueran inútiles e infructuosas.

Creo conocer la más famosas de las canciones sobre ese tema: “Para que no me olvides”, de Lorenzo Santamaría. En ella desgrana toda la emocionalidad de la cual es capaz un ser humano para rogar por un recuerdo tan eterno como imposible.

En la teoría y en la práctica, el autor se compromete a vivir cada instante de su existencia dedicado a las acciones propias de cualquier ser inolvidable: enviará amorosas cartas a diario; viajará a donde sea necesario; acariciará, besará y abrazará incesantemente; donará su carísimo cariño. Como respuesta a tan descomunales esfuerzos espera ser recordado en una unión forjada en remembranzas.

Recorriendo las experiencias más comunes entre las parejas, debo decir que mi acercamiento empírico tiene una base de datos abundante en mujeres capaces de recordar con mayor facilidad a un patán que a un romántico. Cuando aluden a los primeros, registra mi memoria esta frase inexplicable emitida por la enamorada: “Sí, es de lo peor, pero lo quiero”. Tratándose de los segundos, la respuesta va más o menos así: “Es que es demasiado romántico, muy empalagoso”.

Si enfrentamos la terrible realidad, los autores como Santamaría deberían dedicarse a escribir canciones con mejores y más efectivos consejos para los amantes: ¿qué debes hacer para que no te olvide?

Así las cosas, las frases de pasión y rendimiento se convertirían en sugerencias para practicar el desdén de vez en cuando, ejercer la autoridad dos veces por semana, acudir a la desobediencia de vez en cuando, posponer el tiempo de convivencia y fallar a sus promesas de respeto y protección.

No tengo elementos teóricos ni prácticos para explicar la conducta de mis congéneres cuando de recordar a una pareja se trata, pero si hay bastantes pruebas en la vida diaria, las penitenciarías y los juzgados, de que son estas características las que más arraigo tienen en la pareja.

Lorenzo, es una pena, pero así es la vida real.



Le puede interesar:

DESPERTAR AL INSOMNIO

 



 






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo








Anúnciese en Transdoc

X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta