¿Cómo la gestión emocional nos ayuda a ser más productivos?

¿Cómo la gestión emocional nos ayuda a ser más productivos?

Fuente:SONORA STAR,31/05/2022 04:00 pm



Por: Sonora Star


Es bien sabido que las personas no pueden ser productivas si tienen ciertos hábitos o costumbres, como la pereza y falta de disciplina. Si bien es verdad que la productividad está muy relacionada con nuestra capacidad de organización, ¿qué pasa con el factor emocional?


Free Fotos de stock gratuitas de colegas, compañeros de oficina, compañeros de trabajo Stock Photo
Pexels



El enfoque de la gestión emocional nos puede ayudar a mejorar nuestra productividad. Algunas de las estrategias que pueden ser de gran utilidad para llevarla a la práctica son:



1. Elimina la pereza


La pereza hace las cosas más difíciles. Es una de las emociones que más atentan contra la productividad y favorecen la procrastinación.


¿Cómo podemos eliminarla? La clave está en identificar qué técnicas nos funcionan para concentrarnos. Por ejemplo, el método pomodoro implica colocar un temporizador para dividir el tiempo en ‘pomodoros’ de 25 minutos de trabajo, seguidos de 5 minutos de descanso, con descansos más largos cada cuatro pomodoros.


Por otra parte, la motivación también es importante. Quizás leer un libro o un artículo que nos inspire antes de comenzar nuestro trabajo sea buena idea. Debemos detectar que es lo que nos funciona y lo que nos permite ‘sacudirnos’ la pereza.



2. Aprende a gestionar el miedo


Otra forma de mejorar la productividad es aprender a gestionar nuestro miedo. En el pasado quizás tuvimos malas experiencias con la recepción que pudo haber tenido alguno de nuestros trabajos, y eso pudo haber detonado el miedo de volver a realizar uno similar.


El mejor consejo para gestionar el miedo es postergar esa tarea para el mejor momento del día, en el que solemos estar más inspirados y nos concentremos con facilidad.


A ciertas personas les funciona mejor hacer esa tarea a primera hora del día. Otros, prefieren la soledad de la noche para trabajar. Cualquier momento del día en el que te sientas cómodo será el indicado para trabajar en ese proyecto al que le temes.



3. Enfócate en una sola tarea a la vez


Esto es fundamental para incrementar tu productividad desde la gestión emocional. Trabajar en modo ‘multitarea’ puede sonar atractivo, pero no es lo mejor para nuestro bienestar emocional.


Al dejar de hacer múltiples tareas a la vez, lograremos reducir nuestros niveles de estrés y evitaremos dejar tareas sin terminar, reduciendo los errores y descuidos que podríamos tener cuando no logramos concentrarnos al 100%.


Existen días en los que podremos llegar a tener varios trabajos prioritarios a la vez. Para poder culminar todos adecuadamente, lo mejor es organizarnos e ir uno por uno, empezándolos y acabándolos antes de comenzar con otra tarea. No solo seremos más productivos, sino que también nuestra sensación de satisfacción será mayor.



4. Confía en ti mismo


La falta de confianza en nosotros mismo puede llegar a paralizarnos y hacer que el miedo aumente. La falta de confianza hace que pensemos que no estamos a la altura de nuestro trabajo.


¿Cómo podemos volver a valorarnos? Lo mejor es ser simple: pasar a la acción y aprender de nuestros errores.


Todos podemos dudar sobre nosotros mismos, pero si miramos hacia atrás, lograremos encontrar situaciones en las que fuimos capaces de aportar un gran valor.



5. Cuida tu entusiasmo


Uno de los mejores consejos de la gestión emocional para mejorar la productividad tiene que ver con no perder la emoción o el entusiasmo. Cada vez que nos sumergimos en un nuevo proyecto, el entusiasmo se manifiesta evitando que procrastinemos.


Sin embargo, el problema surge cuando hacemos siempre lo mismo. En este caso, ¿cómo podemos recuperar el entusiasmo?


Haz una lista donde recuerdes por qué te dedicas a tu trabajo, cómo has crecido y qué has aprendido. Después, mira hacia el futuro y define, si no lo has hecho aún, cuáles son tus siguientes objetivos y cómo planeas lograrlos.


Mejorar la productividad desde la gestión emocional es posible. Debes analizar y cambiar ciertas costumbres que, en muchas ocasiones, nos han hecho ‘presos’ de la rutina: pereza, miedo, indisciplina, multitareas y falta de autoconfianza. Así, podremos utilizar los recursos más eficientes que poseemos para salir adelante.


Con información de La Mente es Maravillosa por Raquel Lemos Rodríguez


 

 

 

¿Buscas Trabajo?


Encuentra el trabajo ideal para ti



Artc. de RR. HH., anteriores:


Las 5 aptitudes para CV que más valoran los reclutadores


10 Claves del éxito de Elon Musk


Consejos para incluir los trabajos temporales en tu currículum


¿Cuánto tiempo debes quedarte en un mismo trabajo?


La importancia de dominar las hojas de cálculo


¿Dónde te ves en 5 años? 7 tips para contestar a esta pregunta de la entrevista de trabajo


¿Tienes un perfil multipotencial? 7 señales para descubrirlo

 

Serenidad, la mayor de las competencias profesionales?


Pasos para preparar y superar una entrevista telefónica


Quiero ser Ingeniero, ¿Qué habilidades necesito?


 

 

Anúnciese aquí





La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo








Anúnciese en Transdoc

X bienvenido_login.png






Su usuario es personal e intransferible. Al utilizar el
sistema está aceptando los términos y condiciones






busco trabajo





Su usuario es personal e intransferible. Al utilizar el
sistema está aceptando los términos y condiciones
Si ya no utiliza el correo con el que se registró, por favor escríbanos
a contactenos@transdoc.com para actualizar su registro.




X bienvenido_login.png







Su usuario es personal e intransferible. Al utilizar el
sistema está aceptando los términos y condiciones