El poder de escuchar para ayudar a las personas a cambiar

El poder de escuchar para ayudar a las personas a cambiar

Fuente:SONOR STAR,12/04/2022 04:00 pm



Sonora Star
 

Dar retroalimentación a otras personas es una de las maneras más comunes en las que los gerentes ayudan a sus empleados a aprender y mejorar. Sin embargo, una investigación reveló que esto podría dañar su rendimiento.



Mujeres Sentadas Y Hablando Junto A Un Lago
Pexels




En la investigación, se analizaron 607 experimentos sobre la efectividad de la retroalimentación, y se encontró que el desempeño de los empleados podría disminuir un 38% de los casos. Esto pasó tanto con retroalimentación positiva como negativa, principalmente cuando la retroalimentación amenazaba la manera en la que las personas se veían a sí mismas.


Una de las razones por las que dar retroalimentación podría ser contraproducente es porque da un mensaje de que «el jefe está a cargo y es crítico». Esto puede hacer que los empleados se estresen y se pongan a la defensiva, lo que les dificulta ver la perspectiva de la otra persona.


Por ejemplo, los empleados pueden manejar la retroalimentación negativa minimizando la importancia de la persona que proporciona la retroalimentación o la retroalimentación misma. Las personas incluso pueden remoldear sus relaciones sociales para evitar la fuente de retroalimentación y restaurar su autoestima. En otras palabras, se defienden al reforzar sus actitudes contra la persona que está retroalimentando.


Sobre el tema, Harvard realizó un experimento donde asignó a 112 estudiantes universitarios para que fungieran como oradores u oyentes, y los emparejaron sentados cara a cara. Les pidieron que hablaran durante 10 minutos sobre un tema universal. Se descubrió que los oradores emparejados con buenos oyentes se sintieron menos ansiosos, más conscientes de sí mismos y reportaron una mayor claridad sobre sus actitudes e ideas.


Sobre la retroalimentación, Harvard indica que es importante que los jefes escuchen a los empleados hablar sobre sus propias experiencias primero para hacer que la retroalimentación sea más productiva al ayudarlos a sentirse psicológicamente más seguros y menos a la defensiva.


Los resultados de diversos estudios llevados a cabo por esta institución muestran que los jefes, gerentes y dueños de empresas que saben escuchar son percibidos como buenos líderes, generan más confianza, fomentan la satisfacción laboral e incrementan la creatividad de su personal. Pero, si escuchar es tan benéfico para los empleados y organizaciones, ¿por qué no es más frecuente en los lugares de trabajo? ¿Por qué la mayoría de los empleados no son escuchados de la manera que quieren? Estas son algunas de las barreras que se interponen en el camino:


Se pierde poder

Investigaciones muestran que algunos gerentes sienten que si escuchan a sus empleados, serán percibidos como «débiles». Pero al mismo tiempo, se ha comprobado que escuchar genera prestigio. Por lo que parece que los gerentes deben crear una compensación entre evitar un status basado en la intimidación, y ganar uno basado en la admiración.


Escuchar consume tiempo y esfuerzo

En muchos casos, los gerentes escuchan a los empleados bajo la presión del tiempo o mientras están distraídos con otros pensamientos o trabajos. Por lo tanto, escuchar es una inversión: los gerentes deben dedicar tiempo a escuchar para ver los beneficios a futuro.


Miedo al cambio

Escuchar a profundidad podría ser arriesgado porque implica entrar en la perspectiva del orador sin tratar de emitir juicios. Este proceso podría cambiar las actitudes y percepciones del oyente.


Tips para convertirte en un mejor escucha


Escuchar es similar a un músculo. Requiere de entrenamiento, persistencia, esfuerzo, y lo más importante, la intención de convertirte en un buen escucha. Requiere despejar tu mente de cualquier ruido interno y externo. Aquí hay algunos consejos para lograrlo:


Presta el 100% de tu atención


Deja a un lado tu teléfono inteligente, iPad o computadora portátil y mira a la persona, incluso si no te miran. En una conversación ordinaria, un orador te mira ocasionalmente para ver que todavía estás escuchando. El contacto visual constante le permite al orador sentir que está siendo escuchado.


No interrumpas


Resiste al impulso de interrumpir antes de que el orador te lo indique.


No juzgues ni evalúes


Escucha sin llegar a conclusiones e interpreta lo que escuchas. Podrías llegar a tener juicios, pero hazlos a un lado. Si notas que perdiste el rastro de la conversación, discúlpate con el orador y pídele que te repita. No finjas escuchar.


No impongas tus soluciones


El papel del oyente es ayudar a la otra persona a encontrar una solución por sí mismo. Por lo tanto, cuando escuches a un colega o subordinado, evita sugerir soluciones. Si crees que tienes una buena solución y sientes la necesidad de compartirla, utiliza una pregunta como «Me pregunto qué sucedería si…».


Haz más preguntas


Los oyentes dan forma a las conversaciones haciendo preguntas que beneficien al orador. Escuchar requiere ser considerado con lo que el orador necesita y ayudarle en lo más posible, elaborando preguntas que lo lleven a buscar una respuesta. Haz preguntas para ayudar al otro a profundizar en sus pensamientos y experiencias.


Antes de hacer una pregunta, cuestiónate: «¿Esta pregunta tiene la intención de beneficiar al hablante o de satisfacer mi curiosidad?». Por supuesto que hay espacio para ambos, pero un buen oyente prioriza las necesidades del otro.


Reflexiona


Cuando termine una conversación, reflexiona sobre tu habilidad para escuchar y piensa en las oportunidades perdidas: momentos en los que ignoraste las potenciales pistas, o permaneciste en silencio en lugar de hacer preguntas. Cuando sientas que fuiste un excelente oyente, considera lo que obtuviste y cómo puedes aplicarlo en circunstancias más adversas.


Vía Harvard Business Review

 

 

 

 

¿Buscas Trabajo?


Encuentra el trabajo ideal para ti



Artc. de RR. HH., anteriores:


¿Qué profesionales intervienen en el desarrollo de apps?


Consejos para trabajar de forma remota


¿Qué hago si recibo una oferta de trabajo de una empresa de la competencia?


Todo lo que debes saber antes de estudiar arquitectura


¿Estás estancado laboralmente? ¡Te damos algunas ideas para reciclarte tras la pandemia!



Serenidad, la mayor de las competencias profesionales


El Liderazgo. 10 claves en tiempos de crisis


Radiografía del perfil de puesto de un contador


¿Cuál es la función y el perfil del profesional de marketing?


Las soft skills que más demandará el mercado laboral


6 pautas para aprender de tus errores en el trabajo


 

Anúnciese aquí





La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo








Anúnciese en Transdoc

X bienvenido_login.png






Su usuario es personal e intransferible. Al utilizar el
sistema está aceptando los términos y condiciones






busco trabajo





Su usuario es personal e intransferible. Al utilizar el
sistema está aceptando los términos y condiciones
Si ya no utiliza el correo con el que se registró, por favor escríbanos
a contactenos@transdoc.com para actualizar su registro.




X bienvenido_login.png







Su usuario es personal e intransferible. Al utilizar el
sistema está aceptando los términos y condiciones