Finanzas personales en tiempos del COVID-19

Finanzas personales en tiempos del COVID-19

Fuente:Sonora Star,27/11/2021 08:30 am

Por Sonora Star 

Finanzas personales en tiempos del COVID-19

Es cierto que nuestras finanzas se verán afectadas por la recesión económica que se vive a escala mundial, sobre todo si no somos asalariados y nuestro ingreso depende de actividades que hacemos día a día, seamos empresarios o no. Por ello, es importante que revisemos nuestras deudas, prioricemos nuestros gastos y replanteemos nuestros patrones de consumo; en pocas palabras, que pongamos en claro cuánto dinero tenemos y cómo podemos usarlo de la mejor manera.

Nuestros gastos fijos son aquellos pagos que tenemos que efectuar en plazos ya establecidos, a los cuales no podemos renunciar, y van desde el pago de los servicios como la luz, el agua, el gas, los servicios de televisión de paga o la renta del celular, hasta nuestras deudas, esas que nos quitan el sueño, como la mensualidad de la tanda, el pago de la hipoteca, los pagos de las tarjetas de crédito y la mesada del crédito automotriz. Éstos son los que debemos considerar como prioritarios.

En el caso de las tarjetas de crédito, si no es posible liquidar el monto para no generar intereses lo mejor es pagar más que el pago mínimo que te exige la institución para mantener la cuenta al corriente y en uso.

Otro consejo importante es tener muy claras las fechas de corte de las tarjetas de crédito, a fin de que las compras que se realicen se hagan en una fecha posterior a dicho término y así se tendrán hasta 50 días para pagar. Asimismo, lo mejor es aprovechar las oportunidades de pagos a meses sin intereses, siempre que se tenga un control de las compras y los montos totales a pagar cada 30 días.

Ante la dificultad que muchas personas tendrán para cumplir con sus compromisos de pago, el pasado 25 de marzo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), junto con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), establecieron un plan de emergencia para apoyar a la población a enfrentar el complicado escenario económico que se vive en el país frente al COVID-19. Así, se señaló que los bancos podrán retrasar los pagos del principal y/o intereses de créditos al consumo, personales, de vivienda y comerciales hasta por cuatro meses, e incluso con la posibilidad de ampliarlo a seis meses, dependiendo del banco. De este modo es importante que se acuda a la sucursal de los bancos para conocer cuáles son las opciones que se tienen para no dejar de pagar.

También es significativo, para quienes tienen negocios, conocer que la misma estrategia de la SHCP y la CNBV ha propuesto mantener las líneas de crédito a fin de que las empresas puedan salir de la emergencia bien libradas; por lo cual dependiendo de sus necesidades de financiamiento es aconsejable acudir con la banca comercial y la banca de desarrollo para conocer estas posibles opciones.  

Por otra parte, si bien mantenerse en casa durante la cuarentena no es agradable, es una oportunidad para dejar de gastar. El presupuesto que se destina a diversiones y amenidades se reduce y es posible utilizarlo para temas más apremiantes, como el pago de los compromisos que se hicieron con anterioridad, o bien para comenzar un fondo de emergencia, si es que no se tiene, pues estamos ante una alerta mundial.

 



Es importante que, si se tiene la fortuna de contar con un seguro de gastos médicos mayores se consulte con la compañía aseguradora si la póliza incluye la atención de enfermedad por coronavirus sin tiempo de espera. En México, entre las empresas que sí cubren las enfermedades causadas por coronavirus están Seguros Monterrey, GNP, MetLife y AXA.

Asimismo, para cuidar de las finanzas personales, es relevante evitar hacer compras de pánico, pues eso sólo aumentará los escases, ocasionará que los supermercados se vacíen incrementando la ansiedad durante la crisis de la pandemia y elevará los precios. Tampoco es aconsejable realizar compras por internet que agreguen una carga a las deudas, se trata de evitar compras por impulso y sólo efectuarlas si se trata de productos necesarios para la salud, la higiene o la alimentación, o bien porque se requieran productos que no se encuentran en el mercado.                                  

Finalmente, hay que contemplar que, si no se tiene otra opción para obtener ingresos en lo inmediato y se va a recurrir a un préstamo, procurar que éste provenga de algún familiar que tenga mayor liquidez, o bien de alguna institución formal de crédito que ofrezca una baja tasa de interés y/o opciones de pago a meses sin intereses, siempre teniendo de antemano un plan que anticipe la forma en que se liquidará la deuda.

Te puede interesar: 


Guía básica para organizar y planificar tu presupuesto de viaje






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo








Anúnciese en Transdoc

X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta