5 cosas que son más importantes que el dinero

5 cosas que son más importantes que el dinero

Fuente:Sonora Star ,03/07/2021 08:00 am

Por Sonora Star 

5 cosas que son más importantes que el dinero

Ya sea que trabajes como empleado, seas un emprendedor o un empresario exitoso, es posible que dediques demasiado tiempo y energía buscando generar grandes cantidades de efectivo.

Si bien es cierto que hacer crecer tus ingresos es vital para ti, tu familia y los miembros de tu equipo, existen algunas cosas que son más importantes que el dinero e ignorarlas hará que, después de un tiempo, tu dinero no tenga tanto valor.

Estas son las cinco cosas principales que deberían tener una mayor prioridad en tu vida y que no debes descuidar.

 

1. Tu fe

No solo una fe religiosa, aunque incluso puede ser parte de ella. Es la fe que tienes en ti mismo y en tus sueños. Sin esta fe, no importa cuán bueno sea tu negocio, producto o servicio.

Existen dudas que destruyen ideas, las cuales, de haber prosperado, podrían haber cambiado el mundo. Pero cuando parece que todas las personas en las que confías están en tu contra, es difícil mantener la fe.

En el momento en que pierdas la fe en ti mismo, cuando consideres que tu sueño es demasiado complicado o creas que otras personas harían las cosas mejor que tú, ya estás acabado.

¿Prefieres hacer las cosas a tu manera? Tienes que creer en ti mismo, en tus sueños y en tus capacidades. Claro, deberás hacer algunos ajustes, pero lo harás porque crees en lo que estás haciendo y quieres hacerlo mejor.

 

2. Tu salud

Constantemente, paramos horas despiertos pensando en el dinero, ya sea en cómo ganarlo o cómo administrarlo. Si algo va mal, la responsabilidad está sobre tus hombros. Esto puede ser peligroso. Puede llevarte a pensar que si no estás trabajando todo el día, todos los días, tu futuro financiero fracasará.

Sin embargo, sin una buena salud no podrás disfrutar el dinero que ganes. Cuida lo que comes, todo el tiempo. Vigila tu cintura y peso. Ve al gimnasio o practica tu deporte favorito. Una mente fuerte y aguda exige un cuerpo fuerte y agudo, así que presiónalo con fuerza. No tienes que ser un fisicoculturista. Simplemente establece objetivos, consíguelos y luego ponte nuevas metas. Esto te entrenará para hacer lo mismo con tu negocio.

¿No te sientes mejor? Sé proactivo y acude con el médico. Debes cuidarte para que puedas pensar con claridad y guiar a tu vida hacia un futuro lleno de éxito.

 

3. Tu familia

¿Deseas darle a tus hijos una vida mejor que la que tuviste en tu infancia? Pero estar todo el día en la oficina buscando dinero podría costarte tu familia. La mayoría de las personas desearían poder darle todos los lujos posibles a su cónyuge e hijos, pero lo que tu familia realmente quiere es a ti.

Estar allí para ellos puede significar que debas levantarte tan temprano que la mitad de tu trabajo termine antes de que alguien más se despierte. De esa manera, para las cinco en punto, ya estás de vuelta en casa.

Si pasas toda la noche en la oficina cuando tu familia te está esperando, no es porque trabajas duro, es porque no sabes gestionar tu tiempo, tu productividad y establecer límites. Cuando defines tus hábitos y haces rendir tu tiempo, ganas más dinero y tienes más tiempo para tu familia.

 

4. Tus experiencias

La vida es así: vives una vez, y luego mueres. No hay forma de evitarlo. Vivir sentado en una oficina todo el día, todos los días, quizás no tenga mucho sentido.

Sé espontáneo. Aprovecha las oportunidades de viajar. Conoce tu propia ciudad. Podrías impresionar a algunas personas con tu dinero, pero los recuerdos y las historias de experiencias enriquecen tu vida e involucran a las personas que más quieres de maneras que el dinero no puede lograr.

Además, las experiencias de vida hacen más por ti que darte buenas historias. Te dan buenas ideas. Moldean la forma en la que ves al mundo. Pueden sacudirte lo suficiente como para lograr avances y resolver un problema en el trabajo que te ha atormentado durante meses.

 

5. Tu legado

Después de ya no estés en este mundo, tu legado es lo único que se quedará con la gente. Puedes dejar un montón de dinero a tus seres queridos, pero lo que eras mientras vivías es lo que realmente impactará.

Dedica tanto tiempo y energía en tu legado como en tu negocio o empleo. Si deseas ser recordado por aportar valor y alegría al mundo, debes hacer más que solo mirar tu cuenta bancaria.

Haz de las personas tu prioridad. Trátalas con amabilidad y compasión. Dona generosamente y de corazón a organizaciones benéficas. Escucha cuando alguien necesite hablar.

No temerás a lo que la gente dirá de ti cuando te hayas ido. Serás feliz con saber que antepones el interés de los demás, tanto en tu vida diaria como en tus negocios. Ese es un legado que cualquiera querría tener.

El dinero facilita el cuidado de tu salud, legado y familia. Te abre la puerta a las experiencias y te ayuda a mantener viva tu fe. Sin embargo, el dinero no puede reemplazar ninguna de estas cosas, así que no mires el dinero para tu satisfacción. Trabaja duro para conseguir recursos que te permitan tener una gran vida.



Te puede interesar:

Entrenamiento de neuronas: 8 ejercicios para fortalecer la mente 






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo








Anúnciese en Transdoc

X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta