5 ‘hacks’ para aumentar nuestra felicidad en menos de 5 minutos

5 ‘hacks’ para aumentar nuestra felicidad en menos de 5 minutos

Fuente:Transdoc,15/05/2021 08:54 am

Por Sonora Star 

5 ‘hacks’ para aumentar nuestra felicidad en menos de 5 minutos

A menudo, los hábitos que expertos recomiendan para aumentar nuestros niveles de felicidad no son compatibles con nuestro estilo de vida. Es decir, ¿quién tiene tiempo de sentarte para tener una extensa sesión de meditación cuando estás tratando de ‘malabarear’ 1,000 cosas a la vez?

Afortunadamente, existen diferentes cosas que puedes hacer para incrementar tu bienestar durante el día en tan solo unos minutos.

Estos son cinco ‘hacks‘ o trucos respaldados por la ciencia, que te tomará cinco minutos o menos practicarlos, pero que a la larga tendrán muchos beneficios para tu vida.
 

1. Comienza con tu tarea más difícil

Loretta Graziano Breuning, fundadora del Inner Mammal Institute y autora de “Hábitos para un cerebro feliz”, considera que los humanos podemos reconectar nuestros cerebros. ¿Qué significa? Entendiendo que nuestro cerebro produce ciertos “químicos de la felicidad” que fueron heredados de mamíferos anteriores, podemos utilizar este conocimiento para desarrollar hábitos que activen estos químicos.

Uno de ellos es la dopamina, que Breuning describe como “una sensación de logro”. Los seres humanos somos capaces de estimular la dopamina si realizamos la tarea más difícil del día, idealmente desde el principio. ¿Tienes un correo o mensaje que has estado posponiendo? ¿Una fecha límite que debes cumplir? ¿Una conversación incómoda que has evitado? Aborda estas tareas en las primeras horas de tu día.

Si tu tarea más difícil es algo que no puedes terminar en menos de cinco minutos, divídela en tareas más pequeñas y comienza con una a la vez.

Sea cual sea la tarea que elijas, el objetivo es concentrarte en un objetivo específico, y celebrar o recompensarte cuando hayas terminado. Puede parecer un poco contradictorio abordar una tarea difícil cuando lo que buscas es una sensación de felicidad, pero estimular la dopamina de tu cerebro puede ayudarte a seguir con tu día con más optimismo y alegría.
 

2. Haz 10 respiraciones profundas

En un estudio reciente, elaborado por un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin, los expertos desglosaron los cuatro pilares esenciales para el bienestar mental: conciencia, conexión, percepción y propósito. Estos pilares pueden dividirse en pequeños hábitos diarios que, con el tiempo, podrán entrenar tu cerebro.

Según los investigadores, en lo que respecta a la conciencia, uno de los ejercicios más sencillos es simplemente respirar. Cierra tus ojos y concéntrate en el acto de hacer 10 respiraciones.

Puedes tomar en cuenta la técnica de respiración 4-7-8 (inhala contando hasta 4, mantén la respiración contando del 1 al 7, y exhala contando del 1 al 8) o guardar alguno de estos GIFs en tu teléfono para respirar y relajarte.

Puedes intentar cualquiera de las técnicas de respiración disponibles, lo importante es elegir la que se adapte mejor a tu vida y que puedas apegarte a ellos.

La investigación mencionada mostró cómo la meditación de atención plena puede ayudarnos a disminuir sentimientos de ansiedad y estrés tanto en el momento en el que realizas las respiraciones como a largo plazo. La buena noticia es que no necesitamos pasar una gran parte del día haciéndolo.

 

3. Escucha una canción alegre (¡puntos extra si bailas!)

Cuando estés agotado, reproduce una canción feliz. Investigaciones han demostrado que escuchar música alegre tiene un efecto similar al de la meditación.

Por ejemplo, en 2016 se realizó un estudio en adultos mayores con Alzheimer. Se descubrió que escuchar música mejoró su sensación de bienestar y estado de ánimo, así como también se redujeron sus sentimientos de estrés.

Si a esto le sumamos un poco de baile o mover tu cuerpo junto con la música, tus niveles de energía aumentarán aún más mientras eliminas el estrés.

Seguro que todos conocemos canciones que nos hacen sentir felices, sin importar el género al que pertenezcan. Pero si tienes problemas para recordar alguna, puedes checar las canciones más felices del mundo según la neurociencia en la siguiente lista.

 

4. Piensa en las personas que te brindan su apoyo

Según Breuning, otro de los “químicos de la felicidad” clave es la oxitocina, conocida también como la “hormona del amor” pero también ligada a los sentimientos de confianza. Para estimular la oxitocina, se recomienda pensar en las personas en las que confías durante algunos minutos. Pregúntate: ‘Si necesito apoyo, ¿quién estará allí?’.

Puedes ir más allá y conectarse con esa persona enviándole un mensaje de texto o una llamada breve. Si estás en casa con esa persona, puedes darle un abrazo rápido.

Estos simples momentos de conexión social con quien amas y admiras son un gran impulso de felicidad.

Pero solo pensar en quién está a tu lado puede ser suficiente. Esto te ayudará a estimular la oxigenación de tu cerebro, ayudándote a sentirte más seguro y protegido.

 

5. Haz algo amable por alguien (o piensa en cosas amables)

Investigaciones muestran que los actos diarios de bondad son una forma sencilla de aumentar la felicidad, y no tienen que ser grandes actos. Lo que importa es lo honesto que seas al respecto.

Expertos de la Clínica Mayo sugieren que primero debes fijarte intencionalmente el objetivo de ser más amable con los demás. Expresa amabilidad sincera hacia un compañero de trabajo. Haz un esfuerzo para extenderle algunas palabras amables a un vecino.

Abre la puerta de la tienda u oficina a alguien más o incluso puedes tomarte el tiempo para ayudar a algún ser querido con una consulta que necesite realizar en internet.

Los expertos también consideran que puede ser igualmente poderoso (al menos desde una perspectiva que aumente la felicidad) simplemente dedicar un tiempo a cultivar tu sentido de bondad hacia alguien en tu propia mente, ya sea que esa persona lo sepa o no.

El Center for Healthy Minds recomendó pensar en las cosas que admiras de esa persona. Luego, recuerda situaciones en las que se expresaron estas cualidades y luego imagínate expresando tu agradecimiento. Luego, si lo deseas, puedes extender este agradecimiento a las personas que no conoces muy bien y, finalmente, incluso a las personas que consideras ‘complicadas’ de contactar.

Te puede interesar: 


5 habilidades que puedes aprender (o reforzar) 






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo








Anúnciese en Transdoc

X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta