Estrategias de aprendizaje: características, importancia y uso

Estrategias de aprendizaje: características, importancia y uso

Fuente:BLOG HOTMART,11/11/2023 09:09 am

Por Blog Hotmart

Las estrategias de aprendizaje son el conjunto de procesos que permiten una mejor asimilación de la información y avanzar en procesos educativos eficientes, significativos y relevantes. ¡Aprende aquí cómo utilizarlas!



Gratis Escritorio Para Estudiantes Con Cuadernos Y Estuche Para Lápices Foto de stock
Imagen / Pexels / Katerina Holmes

El proceso de asimilación de la información es lo que llamamos aprendizaje y puede enriquecerse con técnicas, dinámicas y métodos que denominamos estrategias.

En este post te vamos a ofrecer un conjunto de habilidades que te pueden ayudar a perfeccionar tu propia dinámica o método de aprendizaje, no solo para estudios en escuela o universidades, sino para cualquier contenido o información que quieras aprender.

Sigue con nosotros y aprende a aprender.

¿Qué son las estrategias de aprendizaje?

Como dijimos al inicio de este post, las estrategias de aprendizaje son un conjunto de técnicas, métodos y procesos utilizados para asimilar mejor una información.

El aprendizaje es la forma como los individuos adquieren un determinado conocimiento o información y puede ser desarrollado de manera diferente por varios grupos sociales.

Además, el proceso de aprendizaje puede cambiar de acuerdo a las personas y al contenido. Hay quienes aprenden más con la práctica, personas que son más empíricas y otras que necesitan más conceptos y abstracciones.

La dinámica de la enseñanza y el aprendizaje ha sido desde la antigüedad un objeto de estudio interesante, pero específicamente, las estrategias de aprendizaje comenzaron a estudiarse en la década del 1980 con el auge de las investigaciones sobre la Inteligencia y las diversas formas en que las personas aprenden.

En este contexto, surgieron las primeras definiciones de la mano de expertos como Weinstein y Mayer para quien “las estrategias de aprendizaje pueden ser definidas como conductas y pensamientos que un aprendiz utiliza durante el aprendizaje con la intención de influir en su proceso de codificación” (Weinstein y Mayer, 1986, p. 315).

Hoy en día, un concepto más actualizado de las estrategias de aprendizaje, las define como las acciones o métodos que empleamos para facilitar la adquisición, asimilación, almacenamiento y recuperación de información. Se trata de herramientas clave que nos permiten organizar, comprender y retener el conocimiento de manera más eficiente.

Lo importante es que, al utilizar estrategias efectivas, podemos mejorar nuestra capacidad de estudiar, resolver problemas, tomar decisiones, crear aprendizajes significativos y adquirir nuevas habilidades.
 

¿Por qué es tan importante conocer las estrategias de aprendizaje?

Conocer las estrategias de aprendizaje es fundamental porque nos proporciona un conjunto de herramientas para optimizar nuestro proceso de adquisición de conocimientos.

Al comprender cómo funcionan, podemos adaptar nuestro enfoque de estudio y mejorar nuestra retención de información. Además, las estrategias de aprendizaje permiten superar las dificultades que puedan surgir durante el proceso educativo.

Sea cual sea tu caso, lo primordial es que tengas claro qué es lo que quieres aprender, si tienes dificultades para hacerlo y que estrategia de aprendizaje puedes utilizar que te ofrezca soluciones y mejor se adapte a lo que necesitas. Por esta razón es importante conocerlas y comprender su dinámica.
 

Características de las estrategias de aprendizaje

Las estrategias de aprendizaje se caracterizan por diversos atributos que las hacen efectivas. Entre los más destacados, se encuentran:

  • Flexibilidad: al ser adaptables, pueden ajustarse según las necesidades individuales de cada persona. Esto permite utilizar diferentes enfoques para alcanzar los objetivos de aprendizaje.
  • Intencionalidad: se utilizan de manera asertiva y deliberada. Los estudiantes deben ser conscientes de qué estrategias están utilizando y cómo les ayudan a concretar sus metas educativas.
  • Metacognición: implican una reflexión sobre el propio proceso de aprendizaje y permiten a las personas evaluar su propio conocimiento y comprensión, identificar las áreas en las que necesitan mejorar y ajustar las estrategias en consecuencia.
  • Transferencia: son herramientas versátiles que se pueden aplicar a diferentes situaciones y contextos educativos. Las personas pueden transferir sus habilidades de una materia a otra y adaptar las estrategias aprendidas a diferentes tareas, áreas de conocimiento, asignaturas, etc.
     

Dificultades del aprendizaje

Las estrategias de aprendizaje no caen del cielo. Toda persona ya aplica algunas en su día a día.

Pero sólo cuando empezamos a tener dificultad para aprender algún contenido, nos damos cuenta de la necesidad de buscar estrategias o ejecutar acciones para aprender.

Algunas veces lo que necesitamos aprender es una cosa cotidiana, como algún número de teléfono, algún proceso en el PC, una nueva forma de cocinar un plato o, en el caso de más gravedad, contenidos inmensos para una prueba en la universidad.

Aquí listamos algunos de los principales problemas de aprendizaje para los que puedes aplicar las estrategias.

1. Tiempo

Los problemas de aprendizaje que tienen que ver con el tiempo son relativos a la forma como llevamos nuestro ritmo de vida. Actualmente, las cosas son más aceleradas y a veces tenemos que hacer tantas cosas que queda poco tiempo para dedicarle a algún tema.

A muchas personas también se les hace difícil sentarse a leer o investigar sobre un tema por más de una hora y depende del contenido necesitan dedicarle bastante tiempo. La gestión del tiempo es un desafío para muchos estudiantes. La falta de planificación y el manejo ineficiente del tiempo pueden dificultar el estudio efectivo y la finalización de las tareas en el plazo establecido.

2. Atención

Del tiempo vamos a la calidad de tiempo que le dedicamos al aprendizaje. Esa calidad depende de la atención, porque no sirve de nada dedicarle tiempo a algún tema y estar al mismo tiempo escribiendo por el Whatsapp o por las redes sociales.

Por más buenos y multitareas que seamos en un asunto, de esta forma no lograremos asimilar y aprender con calidad. Es bueno aprender también técnicas de concentración para facilitar el aprendizaje.

3. Motivación

Uno de los grandes problemas de muchas personas de cualquier edad es el incentivo, el ánimo que tengamos de hacer alguna cosa, de aprender algún contenido.

Eso depende mucho del contexto y las necesidades, pero si la motivación no juega a tu favor, si lo que estudias o aprendes no te gusta, difícilmente lograrás aprender verdaderamente.

Hay que aprender a agarrarle gusto a los contenidos que aprenderemos y encontrarles sentido.

 4. Contenido

Los problemas de aprendizaje relacionados al contenido normalmente tienen que ver con la falta de adaptación del lenguaje o nivel de profundidad de lo propuesto para quien estudia.

Si el contenido está sobre el nivel de la persona que está esforzándose por aprender, el contenido resulta complejo y desafortunadamente inasimilable.

También hay que tener cuidado con contenidos muy nuevos, porque necesitamos tiempo y reflexión para adaptarnos a nuevas perspectivas y conceptos.

5. Enseñanza

Los problemas de enseñanza normalmente tienen que ver con la didáctica y las formas en la cual quienes enseñan nos muestran los contenidos que debemos aprender. En este punto las estrategias de aprendizaje deben estar en sintonía con estrategias de enseñanza que faciliten el proceso de comunicación de la información.

Por otro lado, la calidad de la enseñanza también puede afectar el proceso de aprendizaje. Un enfoque pedagógico inadecuado, la inexistencia de recursos o la ausencia de retroalimentación pueden dificultar la adquisición de nuevos conocimientos y habilidades.
 

Diferencias entre técnicas y estrategias de aprendizaje

Es importante distinguir entre técnicas y estrategias de aprendizaje, ya que, aunque están relacionadas, son dos cosas diferentes.

Las técnicas son procesos concretos e individuales que nos permiten ejecutar una acción de forma más eficiente. Podríamos decir que hacen referencia a los modos de llevar y organizar los diversos procedimientos.

En términos generales, cuando hablamos de las técnicas de aprendizaje aludimos a métodos específicos que se utilizan para adquirir o procesar información. Por ejemplo, subrayar, resumir o hacer esquemas, son algunas de las más utilizadas. Estas técnicas son herramientas prácticas que se emplean en situaciones específicas para facilitar el aprendizaje.

Existen diferentes tipos de técnica según sea el contexto en el que se apliquen. Desde un curso de capacitación en técnicas de cocina, que te explica como la forma de cortar algunas carnes o vegetales hace que su cocimiento sea mejor, hasta técnicas para vaciar el concreto en estructuras de edificios gigantescos.

La sumatoria de técnicas utilizadas para aprender y para solucionar un posible problema puede dar lugar a una estrategia. En este sentido, las estrategias de aprendizaje son enfoques más amplios y flexibles que abarcan diferentes técnicas y métodos.

Las estrategias de aprendizaje se utilizan para planificar, supervisar y regular el proceso de aprendizaje. Implican una comprensión más profunda de cómo aprender de manera efectiva y cómo utilizar diferentes técnicas en función de las necesidades y los objetivos.

En resumen y en términos académicos: “las estrategias tienen un carácter intencional; implican, por tanto, un plan de acción, frente a la técnica, que es marcadamente mecánica y rutinaria“.
 

Diferencias entre las estrategias de enseñanza y las estrategias de aprendizaje

Las estrategias de enseñanza y las estrategias de aprendizaje son dos conceptos relacionados y complementarios.

Las estrategias de enseñanza se refieren a los métodos y enfoques que los docentes utilizan para facilitar el aprendizaje de los estudiantes. Incluyen actividades, recursos, técnicas de evaluación y formas de organizar el contenido.

El objetivo de las estrategias de enseñanza es crear un entorno de aprendizaje efectivo y estimulante que promueva el desarrollo de habilidades y la adquisición de conocimientos en los estudiantes.

Por otro lado, las estrategias de aprendizaje son acciones que los propios estudiantes emplean para facilitar la adquisición de sus propios conocimientos, o sea, tienen un carácter individual y están centradas en el proceso de estudio.

Elegir las estrategias adecuadas para cada caso, permite más autonomía y eficiencia en los procesos de enseñanza-aprendizaje de conocimientos o habilidades.

¿Cuáles son las mejores estrategias de aprendizaje? [+ejemplos]

Aquí te ofreceremos una lista completa de varias estrategias de aprendizaje. Puedes usarlas como quieras, de forma individual o combinada.

Pero lo más importante es que tengas claro tu objetivo, qué es lo que quieres alcanzar, para que puedas pensar mejor cuál es la estrategia de aprendizaje que mejor se adapta a lo que buscas.

 

Mejores estrategias de aprendizaje.

1. Memorización

Las estrategias de aprendizaje por memorización suponen grabar todo el contenido de la forma como es presentado.

Son más efectivas para contenidos cortos o breves y la repetición puede ayudar, cantar lo que quieres aprender, con un ritmo. También puedes memorizar usando acrónimos con la primera palabra de una frase.

Por ejemplo, si tienes que aprender los países de América Central memorizando la palabra GUSANICO PAHN, que corresponde a Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Honduras.
 

2. Asociación

Las estrategias de aprendizaje por asociación te ayudan, sobre todo, con contenidos nuevos y complejos, porque puedes vincularlos mentalmente a otros más conocidos.

Por ejemplo, imagina que eres un estudiante que debe aprender algunos verbos irregulares y complejos en inglés. Puedes aprender una canción que te guste y de la cual conozcas el videoclip, para que asocies los verbos a sus acciones. También es posible vincular contenidos a pinturas, fotos, paisajes, experiencias de tu vida, poesías, etc.
 

3. Motivación

Las estrategias de aprendizaje por motivación tienen menos que ver con el contenido y más con la disposición y el ánimo de la persona. Son también llamadas estrategias de apoyo y cuentan con la parte afectiva de quien debe aprender.

A veces, no tenemos mucho tiempo o ganas de ver un contenido, y, en esos casos, es importante el autoconocimiento para saber cómo motivarte.

Ejemplo: supongamos que has tenido un día agotador y tienes que estudiar para un examen que será esa misma semana. Si sabes que ver videos te anima, tal vez sea una buena idea buscar contenidos en este formato asociados a lo que será evaluado en la prueba. Si te gusta cantar, puedes intentar crear rimas usando como base el material de estudio.
 

4. Práctica

Aprender haciendo las cosas es una estrategia ideal para quien funciona más en lo concreto y puede ser aplicada en varios contenidos.

Por ejemplo, puede ser mejor aprender una receta de cocina haciéndola al mismo tiempo que vas siguiendo el paso a paso. Supón que quieres hacer unos tacos mexicanos para una ocasión especial, pero no sabes muy bien cómo. Es posible encontrar un canal de YouTube de algún chef de México con recetas para principiantes e ir siguiendo sus instrucciones.
 

5. Cooperación

La cooperación en las estrategias de aprendizaje se refiere al trabajo colaborativo, en el cual dos personas o más comentan y se ayudan con los contenidos. Esto sirve para abordar asuntos que los involucrados dominen o estén estudiando. De esa forma, uno puede aclarar las dudas del otro.

Por ejemplo, si tienes que estudiar sobre historia de América Latina y tienes más dominio de la de tu país, es conveniente que te unas a otras personas que tengan conocimientos generales o de otras naciones. Así, tú podrás colaborar con lo que sabes y el resto te ayudará a mejorar los puntos en que te falta información o habilidad.
 

6. Competencia

La colaboración como estrategia de aprendizaje puede llevarse a cabo haciendo uso del instinto competitivo de muchas personas. O sea, es posible convertir el estudio de un tema en una competencia, ofreciendo algún premio a quien alcance algún conocimiento. Esta puede ser una excelente estrategia para lograr un aprendizaje rápido.

Ejemplo 1: De acuerdo con Antonio G., creador de Inteligencia Viajera y fundador de la Escuela Nómada Digital, “como mejor se aprende es: 1. enseñando y 2. jugando. Entonces, nosotros hemos creado un sistema de… tenemos retos. Cada dos semanas hay un reto y el que, digamos, cumple el reto hay un premio, o sea, también hay bonificación. Hacemos una competencia, pero es más una “coopetencia”, ¿no? Hay una competencia entre ellos, pero lo hacen jugando. Entonces, digamos que no hay conflicto entre entre ellos. Y luego hay un sistema de rankings que entonces, pues tenemos ranking de las personas que más han facturado, que más visitas tienen en su proyecto, a las personas que han despedido a su jefe […]”

Ejemplo 2: vas a estudiar en grupo sobre las tendencias del mercado digital en 2023. Sería una buena idea dividirse en dos equipos que deben presentar sus versiones sobre estas tendencias. Quien se aproxime más de la respuesta correcta gana un premio. En este caso, es importante que haya alguien responsable por evaluar las respuestas imparcialmente y establecer algunas reglas, como prohibir el uso de internet.
 

7. Instrucciones

Dar instrucciones y seguirlas es una tarea tan cotidiana y obvia que muchas veces no la pensamos como una estrategia de aprendizaje. Pero lo es, ¿cuántas veces no te ha dicho un profesor que debes leer primero las instrucciones antes de contestar una pregunta o buscar alguna información en un texto?

Ejemplo: si tienes que aprender sobre cómo vender un producto online, puedes buscar un paso a paso en internet que te ayude a lograrlo. Al fin y al cabo, los paso a paso no son más que instrucciones que se debn seguir para alcanzar determinado objetivo o realizar una tarea.
 

8. Repetición

La repetición muchas veces entra dentro de las estrategias de aprendizaje de memoria, porque puede considerarse mnemotecnia. De cualquier forma, repetir constantemente una frase, un poema o el contenido que tienes que aprender, facilita su memorización.

¿Te acuerdas de cuando aprendiste la tabla de multiplicar repitiendo constantemente los números? Pues ese es un ejemplo perfecto de esta estrategia de aprendizaje.
 

9. Revisión

Las estrategias de aprendizaje por revisión también pueden entenderse a partir de las evaluaciones que, aunque parezca paradójico, deberían poder ser oportunidades de aprendizaje. Ese es el reto para muchos profesores y alumnos.

Hacer una revisión completa del contenido que debes aprender, ya sea para hacer un examen o no, te ayuda a afianzar los conocimientos y asegura el aprendizaje. Esta estrategia exige preparación y puede ser usada dentro de la gamificación de la educación.
 

10. Ensayo

Los ensayos son formas de desarrollar de manera escrita algún contenido y, además, constituyen una estrategia de aprendizaje excelente para quienes aprenden escribiendo, porque fijan el conocimiento a través de la escritura.

Algunas personas utilizan los diarios como formas de expresar sentimientos y reflexionar sobre el día a día, imagina escribir sobre los contenidos que debes aprender y te están dando problemas.
 

11. Organización

La organización es una estrategia de aprendizaje que supone ordenar los contenidos según los criterios que mejor funcionen en tu caso. Por ejemplo, si tienes muchas cosas que aprender, puedes empezar por los contenidos más fáciles y dejar los difíciles para después, o al contrario.

También, es posible organizar lo que debes aprender por temática, área del conocimiento e incluso marcar los contenidos con post it, colores y marcalibros. De esa forma, facilitas la absorción ordenada de la información.
 

12. Regulación

Esta estrategia de aprendizaje te permitirá maximizar los resultados controlando los estímulos y lo que aprenderás, junto con lo que vas produciendo en el proceso.

Ejemplo: imagina que estás estudiando sobre un determinado periodo en la historia. Probablemente, a medida que vas leyendo, te vas dando cuenta del número de hechos y eventos que te pueden servir para explicar algún proceso. Lo mejor no es que los estudies todos, sino que te enfoques en los que consideres más importantes. Pero esto siempre dependerá de ti y lo que debes aprender.
 

13. Debate

Esta estrategia supone compartir ideas con otras personas sobre un tema determinado y es una forma de aprendizaje colaborativo. Mucha gente tiene facilidad de aprender y asimilar información a medida que la problematiza y discute con terceros.

Si tienes problemas para aprender algo, intenta discutirlo con otras personas como tus compañeros, tu familia o amigos. Seguro enriqueces tu perspectiva.

Por ejemplo, pueden dividirse en dos equipos: uno presenta argumentos a favor del tema y otro en contra.
 

14. Análisis

El análisis es la estrategia de aprendizaje que hace uso de la reflexión, personal o grupal, para profundizar en un contenido y aprenderlo.

Con el análisis, las personas se hacen casi especialistas en el contenido porque entienden bien de qué se trata, sus orígenes y cambios actuales.
 

15. Composición de mapas

Muy parecida a la asociación, esta estrategia de aprendizaje se vale de ilustraciones para fijar los conocimientos. Cuando hay varios niveles de complejidad en los contenidos, es una excelente estrategia porque permite aprender de forma visual las conexiones entre las ideas.

De esta forma, lo que antes parecía un concepto inentendible, ahora es una imagen con palabras conectadas fáciles de entender.
 

16. Estructuración

Mediante la estrategia de estructuración se puede organizar contenidos para que el aprendizaje resulte más simple, y aunque es parecida a la estrategia organizativa que tratamos en puntos anteriores, se diferencia de esta porque al estructurar una materia, ya se realizan trabajos de análisis y comprensión, además de que la forma de organización sigue un patrón.

Por ejemplo, puedes organizar lo que necesitas aprender en fichas.
 

17. Preguntas intercaladas

Las preguntas intercaladas dentro de algunas sesiones de aprendizaje son una forma muy interesante de mantener la concentración en la audiencia.

Al tener la posibilidad de ser elegidas para responder alguna de estas preguntas, las personas no se distraen, conservan el interés en la materia e incrementan su concentración a largo plazo.
 

18. Resúmenes

La elaboración de resúmenes es muy efectiva a la hora de aprender nuevos conocimientos, ya que engloban lo más importante de un determinado tema o asunto.

Las personas que prefieren esta estrategia generalmente la usan cuando necesitan recordar datos específicos que puedan permanencer en su memoria un largo periodo de tiempo.

Es una estrategia muy utilizada en escuelas y universidades. Seguramente, alguna vez has tenido que elaborar un resumen sobre el contenido de una asignatura para estudiar para un examen, ¿no es verdad?
 

19. Simulación

Mediante la metodología de simulación, los participantes, de manera totalmente abierta y creativa asumen la representación de roles, identidades o papeles que comunmente no asumen, o nunca lo han hecho.

Con ello, esta experiencia puede abordarse desde diferentes puntos de vista, perspectivas y situaciones a las que está expuesto el participante. Algunos dramas sociales y morales forman parte de esta estrategia.
 

20. Aprendizaje Invertido

El aprendizaje invertido es un nuevo modelo pedagógico en que los protagonistas son los estudiantes.

Desde sus casas, se encargan de aprender conceptos que anteriormente se les haya pedido investigar. Generalmente, esto se da a través de medios digitales, y después de realizar la investigación, los estudiantes pondrán en práctica dichos contenidos en clase.

Esta metodología también se conoce como “Flipped classroom” o “aula invertida”.
 

Estrategias de aprendizaje virtual

Las estrategias de aprendizaje te permitirán fijar mejor el conocimiento, pero no habrá aprendizaje real si este no pasa de una mera información.

En ese sentido, el mundo digital te brinda la posibilidad de aprender sobre arte visitando virtualmente los museos, por ejemplo. Y cuando tienes que aprender sobre geografía puedes visitar casi todas las ciudades del mundo por internet.

Incluso cuando tienes que aprender sobre física y los átomos, puedes acceder a contenidos que ilustran muy bien la interacción de las partículas. Hasta puedes hacer una visita por la NASA.

Aprovecha el mundo digital para enriquecer más todas las estrategias de aprendizaje que te hemos mencionado y sácale provecho al aprendizaje virtual con los cursos online y los ebooks, por ejemplo.

Algunas estrategias efectivas para el aprendizaje virtual son:

  • Organización y gestión del tiempo: establecer horarios y rutinas de estudio, utilizar herramientas de planificación y priorización, y evitar distracciones en el entorno virtual.
  • Participación activa: interactuar en foros, grupos de discusión o videoconferencias, realizar actividades colaborativas y aprovechar al máximo las oportunidades.
  • Autonomía y autorregulación: ser responsable de su propio aprendizaje, establecer metas, monitorear el progreso y utilizar recursos disponibles en línea para buscar información adicional o aclarar dudas.
  • Uso eficiente de herramientas tecnológicas: familiarizarse con las plataformas de aprendizaje virtual, utilizar herramientas de comunicación, colaboración y organización, y aprovechar recursos multimedia y actividades interactivas.
  • Adaptación y flexibilidad: ser capaz de adaptarse a diferentes modalidades de aprendizaje virtual y de ajustar las estrategias según las necesidades.

¿Y la enseñanza virtual?

A lo largo de este artículo abordamos temas relacionados con los procesos y las estrategias de aprendizaje, las dificultades, las técnicas y la virtualidad, pero hablamos poco sobre la enseñanza.

Tanto el aprendizaje como la enseñanza son procesos educativos, pero recaen principalmente sobre uno de los actores de la relación de quien enseña y quien aprende.

Aquí nos hemos enfocado en la experiencia de quien aprende y hemos sugerido las formas de hacerlo de la mejor manera con estas estrategias.

Sin embargo, si te interesa saber más sobre la otra parte, o sea, la enseñanza, te invitamos a leer nuestro post supercompleto sobre enseñanza virtual.]

Le puede interesar: 


Cómo tener un plan de crecimiento profesional si eres joven






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo








Anúnciese en Transdoc

X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta