5 consejos para combatir el estrés diario

5 consejos para combatir el estrés diario

Fuente:Sonora Star,22/08/2020 08:00 am

Por Sonora Star

5 consejos para combatir el estrés diario

 

Todos hemos estado bajo situaciones de estrés que terminan por tensar nuestros músculos, confundirnos, nublarnos el pensamiento y aumentar nuestra preocupación.

Se dice que sufrir estrés constantemente (y no hacer nada para remediarlo) puede llevarnos a sufrir enfermedades cardíacas, hipertensión, ansiedad e incluso depresión.

La mayoría de nosotros experimentamos a diario pequeñas o grandes cantidades de estrés, y este también aumenta a medida en que las personas se vuelven más exitosas y ascienden en rangos de jerarquía o éxito empresarial al aumentar sus responsabilidades y las consecuencias de sus actos, o de no actuar.

Pero en general, todos podemos llegar a sentir estrés, ya sea por situaciones familiares, por inseguridad en lo que hacemos o por temor a que algo que no queremos termine sucediendo.

Reconociendo nuestro estrés

Piensa en tu propia vida. ¿Por qué sientes estrés? ¿Es porque te despidieron y no sabes cuándo encontrarás un nuevo trabajo? Detrás de eso está la expectativa que deseas cumplir, sobre tener un empleo con ingresos suficientes.

¿Es porque tuviste una discusión con tu pareja o con uno de tus hijos? Detrás de este estrés está la expectativa de que debes tener una relación estable, satisfactoria y libre de fricciones.

En todos los casos en los que nos sentimos abrumados e incapaces de actuar, existe la idea de que el universo debería ser de una manera en particular, y resulta que en realidad no es así, por lo que tratamos desesperadamente de hacerlo de la manera en que queremos que sea. Puede que tengamos éxito, o puede que no lo logremos. Pero lo intentamos y esa es una de las causas del estrés en nuestra vida.

Los siguientes son cinco consejos que te ayudarán a reducir, en gran medida, el estrés en tu vida:

 

1. Reconoce que no tienes el control, y haz las paces con ello

Podemos planificarlo todo, pero siempre existe la posibilidad de que algo inesperado suceda.

Es importante comprender que, si bien las acciones están bajo nuestro control, los resultados no. Así que utiliza tu energía en las tareas que tienes que realizar para lograr tu objetivo, pero no te obsesiones con el resultado.

Si el resultado no es como lo esperabas, analiza la situación, realiza ajustes y vuelve a intentarlo.

 

2. Haz una pausa

Cada vez que sientas que tu estómago se contrae y los latidos de tu corazón aumentan, haz una pausa.

Tómate un minuto y siéntate con la espalda recta. Cierra los ojos y respira lenta y profundamente. Solo concéntrate en tu respiración. Mientras inhalas, siente como el aire llena tus pulmones y expande tu viente. Observa cómo el aire ahora se filtra mientras exhalas, y siente la contracción en tus pulmones y estómago.

Repite el procedimiento de 5 a 10 veces. Haz que los ciclos sean realmente largos y lentos. Y después reanuda tus actividades.

 

3. Sé consciente: evita hacer multitareas

Es un viejo mito que la multitarea (o multitasking) te hace más eficiente y productivo. Al contrario, termina por agotarte y volverte ineficaz.

Pero descúbrelo por ti mismo: Cuando te sientas abrumado por la presión de terminar tus pendientes, elije solo una de las tareas que tengas que hacer y concentra toda tu atención y energía en ella. Apaga las notificaciones y aleja cualquier distracción.

A medida que realizas una tarea a la vez, entras en un flujo de trabajo que avanza como un ciclo que tiene un principio y un fin, sin interrupciones. Te sorprenderás de lo mucho que lograrás.

 

4.Toma descansos frecuentes

Comienza trabajando intensamente durante 20 minutos y luego toma un descanso de 3 minutos. Camina un poco, da una vuelta, agita tus brazos y estira tus piernas. Gira tu cabeza e inclina tu cuerpo hacia adelante, hacia atrás y hacia los lados.

Entonces vuelve a lo que hacías.

Con el tiempo puedes acumular hasta 50 minutos de trabajo intenso y descansar 10 minutos. Pronto te darás cuenta que lograrás hacer más en menos tiempo.

 

5.¿Realmente es algo tan malo?

Piensa en tu vida, ¿te ha sucedido algo que hayas pensado que era “algo malo”, ero que, mirando hacia atrás, ahora puedes ver claramente que no fue tan malo y que incluso terminó siendo positivo?

La mayoría de nosotros podemos recordar por lo menos un caso de estos. Entonces, ¿es posible que lo que estás a punto de catalogar como ‘algo malo’, en el futuro sea ‘algo bueno’?

Al preguntarte a ti mismo “¿Hay alguna forma en la que esto pueda resultar realmente bueno?” tendrás reino lleno de posibilidades. Y si das el siguiente paso y preguntas: “¿Qué puedo hacer para que esto suceda?” encontrarás veredas que nunca antes habías pensado.

Esto funciona tanto en tu vida personal como en tu vida profesional, y es un gran antídoto para el estrés.

Te puede interesar: 


¿Por qué es importante dormir bien para gozar una buena salud mental?






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo








Anúnciese en Transdoc

X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta