Los 6 hábitos clave para gozar una buena salud mental

Los 6 hábitos clave para gozar una buena salud mental

Fuente:Sonora Star ,22/05/2021 08:22 am

Por Sonora Star

Los 6 hábitos clave para gozar una buena salud mental

Si existe una cosa que nos ha enseñado la pandemia es la necesidad de cultivar un estado mental saludable. La salud mental es equivalente a la salud física: lo que sentimos determina cómo nos sentimos. Existe un vínculo inquebrantable entre la mente y el cuerpo al que es necesario prestarle más atención.

Ya sea que hayas sentido depresión, estrés, ansiedad o frustración últimamente, implementa estos seis hábitos en tu vida para elevar tu estado de ánimo y pacificar tu mente:

1. Altera tus historias

Todos somos culpables de crear historias en nuestras mentes. El cerebro suele hacer esto como mecanismo de defensa. Sin embargo, en ocasiones las historias que fabricamos no corresponden con la realidad. En la secuencia de pensamientos-acciones-realidad, las historias que creamos pueden tener influencia en la vida real.

Esto es porque las cosas que visualizamos en nuestra mente inducen energía. Si estas son de naturaleza negativa, nuestras historias invitan a la energía negativa a manifestarse como eventos que tienen lugar en nuestras vidas.

Así que, la próxima vez que te encuentres creando historias en las que te encuentres en desventaja, detente, vuelve al presente y aplica la lógica. Examina qué es lo que te hace imaginar cosas malas. ¿Es un trauma anterior, una mala experiencia, una tendencia a ser pesimista? Recuerda que estas cosas no han sucedido y no es necesario que sucedan.

Luego, distráete. Puedes elegir un libro, aprender sobre un tema nuevo, ver un video interesante, etc. Cuando te sientas más tranquilo, cierra los ojos y comienza de nuevo. Repasa las escenas y modifícalas a tu beneficio. Modifica las historias con regularidad y recupera el control emocional para proyectar resultados más positivos.

 

2. Comunica tus necesidades

Un requisito para una buena salud mental es poder comunicar tus necesidades. Esto significa ser capaz de dar a conocer cómo y qué sientes no solamente a los demás, sino a ti mismo. Es fundamental ser honesto contigo mismo para no generar expectativas poco realistas que te lleven a la decepción o la exasperación.

Enfrentarte a la verdad sobre lo que está sucediendo en el presente y la introspección sobre lo que te gustaría mejorar te pone a cargo de tus circunstancias.

No tengas miedo de hablar sobre lo que te molesta con tu jefe, pareja, familiar o amigo. Puedes organizar tus pensamientos en papel antes de decirlos en voz alta. Rodéate de personas comprensivas con las que puedas compartir cualquier cosa sin sentirte avergonzado. Un grupo de apoyo sólido puede brindarte una mayor confianza y motivación.

 

3. Piensa a largo plazo

Una gran parte de la solidez mental proviene de tomar decisiones inteligentes. Las decisiones deben sopesarse en términos de los efectos que tendrán en tu vida a largo plazo. A menudo, nuestras emociones interfieren en nuestro proceso de toma de decisiones; nos sentimos aprensivos si no tomamos una decisión de inmediato u obligados a tomar decisiones que beneficien a otros más que a nosotros.

Esto puede perturbar nuestra armonía interior, creando pensamientos de inquietud o temor.

A partir de hoy, toma decisiones basadas en consecuencias a largo plazo, no en caprichos repentinos. Pregúntate siempre: “Si hago esto, ¿cómo me afectará en uno, cinco y diez años?” y “¿Contribuye esto a mi beneficio?”. Nunca subestimes el poder que una buena decisión puede tener para transformar tu vida.

 

4. Toma acciones diferentes

Dicen que la definición de locura es “hacer lo mismo una y otra vez, y esperar obtener resultados diferentes”. Esto puede significar tomar las mismas acciones en una relación, entu trabajo o en tu familia. Si estás haciendo algo que te hace sentir infeliz o insatisfecho, deja de hacerlo y modifica tu estrategia.

Quizás pienses que no tienes otra opción, pero la tienes: ¡nadie decide cómo debes actuar, excepto tú! Si te sientes miserable en su trabajo, no dudes en hablar con tu jefe o buscar otro empleo. O si tu relación con una persona tóxica está dañando tu salud mental, no lo pienses dos veces para distanciarte de él o ella.

Cuando cambias tu comportamiento, los demás cambiarán la forma en que se relacionan contigo. De esta manera transmutas la energía que te rodea y por ende, las situaciones que atraes. Cambiar tu curso de acción es la única manera de obtener un nuevo resultado y sentirte mejor contigo mismo.

 

5. Desconéctate de la presión

Tu espíritu es tranquilo por naturaleza; son los factores externos los que alteran tu tranquilidad. Lo cierto es que la presión del mundo moderno basta para volver loco a cualquiera. Es fácil perderse en la confusión diaria del trabajo, el tráfico, las cuentas y tratar de satisfacer las necesidades de todos los que te rodean. Ponemos mucho énfasis en conectarnos con los demás, pero desconectarnos es igual de importante.

Tómate un tiempo para estar a solas todos los días. Puedes conducir, caminar en tu colonia o en la naturaleza, sentarte junto a un lago, meditar en tu habitación o hacer lo que más te apetezca. No pospongas esta hora de soledad. Silencia tu teléfono, omite la música y olvídate de las redes sociales. Intenta encontrar la voz del silencio: mira dentro de ti y enfrenta tu sombra sin miedo y sin vergüenza. Visualízate alcanzando tus metas y deja que aflore una oleada de alegría. Di una oración o repite algunas afirmaciones.

Trata de identificar qué es lo que más está afectando tu salud mental y qué puedes hacer para mejorarla. Con coraje, convicción y una relación sólida contigo mismo, puedes resolver casi cualquier cosa.


 

6. Agradece constantemente

Tener una actitud de gratitud contribuye en gran medida a lograr una mejor salud mental. En lugar de preocuparte por las cosas que no salieron como deseabas, tómate un momento para agradecer por las muchas cosas que funcionaron a tu favor.

No importa qué tan desanimado te sientas o qué tan injusta creas que la vida ha sido contigo, encuentra una razón para estar agradecido en este momento. Puede ser algo simple u obvio, pero no lo des por sentado. Luego, expresa tu gratitud en voz alta. Puedes decir cosas como «Gracias por mantenerme a salvo durante aquel accidente» o «Gracias por darme un techo sobre mi cabeza».

Tómate unos momentos para reflexionar sobre las partes positivas de tu vida. Recuerda, hay alguien en este mundo que daría cualquier cosa por estar en tu lugar.






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo








Anúnciese en Transdoc

X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta